La salud del Cauca en manos del Dr. Misterio

Elmer Guevara Ordóñez
Silvia, febrero de 2009

En estos días una fuente informativa entrevistó al secretario de salud del municipio de Guapi enfermero Elkin González quién denunciaba la falta de presupuesto para el sector salud para el cumplimiento de los programa de prevención y protección, conocidos como PyP, como para las acciones de intervención en salud y los altos costos que representa garantizar el cumplimiento de este derecho a los ciudadanos de ese municipio de la Costa Pacífica caucana.

Señalaba el mencionado Secretario que “transportar un paciente desde un lugar rural lejano a la cabecera municipal puede costar como mínimo 300 mil pesos teniendo en cuenta que esa labor hay que hacerla en lancha y que los costos del combustible están por las nubes”. Igualmente, demandaba del Ministerio de Protección Social “debía revisar los costos de atención, puesto que no es lo mismo atender un paciente en el interior del país que en la Costa Pacífica”.

En Guapi, como para un cuento de Ripley estos servicios son prestados por un personaje cuyo nombre nadie ha podido descubrir y que han dado en llamar el “doctor misterio”. Quién tiene su “centro de atención en salud” en una vetusta casa de uno de los tantos barrios miserables de esa localidad, donde docenas de personas acuden a sus “servicios profesionales”. Por supuesto no se trata de cualquier servicio, el connotado “galeno” cuenta con servicios de consultorio, sala de espera, cirugía, sala de recuperación enter otros, según lo atestiguaron tanto las autoridades policiales como el propio Secretario de Salud que incursionaron en la misteriosa residencia. Lo asombroso es que el propio funcionario asienta que la gente “acude a esos procedimientos ante la falta de atención de los organismos de salud del Estado”, como si el control de la salud pública no fuera de su competencia.

Y decimos que asombra y causa repulso, porque en visita de realizada a la Secretaría Salud de Guapi por la Secretaría de Salud Departamental el día 30 de septiembre de 2008 y atendida por el mencionado enfermero es decir 110 días a la fecha de escribirse esta columna, esta última entidad ofició al Alcalde Municipal FLORENTINO OBREGÓN CUERO, dando cuenta de las irregularidades encontradas en su rutinaria visita.

Dicha misiva, puso en evidencia las graves fallas de funcionamiento de la Secretaría de Salud, destacando los hallazgos en la contratación de acciones colectivas de salud pública donde con recursos de la salud pública se contrataron a la PATRULLA AEREA los “servicios especializados contemplados en el POS como es la prestación de servicios en ginecología, cirugía, anestesiología, oftalmología, otorrinolaringología, optometría, pediatría a población Sisben Nivel I” y el pago a la misma de servicios complementarios durante el primer trimestre y el mes de agosto de 2008, por parte de la administración municipal de Guapi. Igualmente, la contratación de 23 auxiliares de salud y dos (2) facturadores que trabajan en la ESE Guapi. A propósito, existe doble contratación para una misma función ??

Esa inversión no tendría inconveniente si se hubiere ajustado a las normas. Pero, al parecer la Alcaldía de dicho municipio se pasó por la faja las disposiciones legales que regulan la contratación y la política de inversión en salud proferidas por el Ministerio contenidas en la Ley 715 de 2001, (Sistema General de Participación), la Ley 1122 de 2007, las disposiciones contenidas en el Plan de Salud Pública y el Plan de Salud Territorial (PST) aprobado por el propio Consejo Municipal y la misma Resolución 425 de 2008. Estas disposiciones obligan a la contratación de servicios con las IPS públicas localizadas en la zona de influencia de acuerdo con su capacidad operativa y técnica y las condiciones del sistema obligatorio de garantía de calidad de atención en salud del Sistema General de Seguridad social en Salud.

La sorpresa es mayúscula cuando dichas verificaciones y hallazgos fueron denunciados por el Secretario de Salud Iván Gerardo Guerrero, quién lo creyera el mismo personaje que a la fecha sabía de la inversión de recursos de la salud del Cauca con la intermediaria financiera Probolsa S.A. Paradógicamente, mientras exigía adecuada focalización de la inversión con recursos de la salud pública a la Alcaldía de Guapi, en la institución que dirige hace todo lo contrario. Desde luego esta hecatombe no solo tiene ocurrencia en Guapi, sin duda esta es uno de los misteriosos hallazgos que abundan en ….ARRIBA EL CAUCA.  

Los hechos indican que las acciones del Doctor Misterio, no lo son tanto y que como en el adagio popular el “cura predica pero no aplica”. Y es que el mal ejemplo abunda, porque la salud en Colombia bajo la batuta de un Ministro del ramo, si del ramo de la Yidispolítica que otra cosa podemos esperar ??

De todos modos, lo de menos es que en el caso de Guapi, el doctor misterio el del departamento, puso en conocimiento “las misteriosas irregularidades” ante los organismos de control: Contraloría General de la Nación, Contraloría Departamental, Director General para la Inspección y Vigilancia de los Administradores de Recursos de Salud mediante oficio del 27 de octubre 2008 de quienes tampoco se ha tenido respuesta de los dolo –rosos misterios que padece la comunidad guapireña.

Detestable por lo demás que el ministro de Salud continúe insistentemente presentando ante los medios el Show de la política en salud como el modelo a imitar. Los ministricos creen hacernos creer que este es un país de tuertos, ocultando a toda costa que es más un país de entuertos.

Síguenos y dale estoy de acuerdo:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.